Mientras las autoridades de la Liga Venezolana de Beisbol esperan una respuesta positiva de la Oficina de Asuntos Extranjeros del Departamento de Estado de los Estados Unidos (Ofac), la última revisión que la misma hizo de las sanciones aplicadas a nuestro país, aún no le permite a la Oficina del Comisionado de Grandes Ligas reanudar lazos con el beisbol venezolano.

Aunque en la semana inicial del torneo se efectuaron encuentros emocionantes, contrastaban los asientos vacíos de los parques. La Lvbp ha hecho enormes esfuerzos para presentar un buen espectáculo.

En agosto, la Oficina del Comisionado de Grandes Ligas suspendió su participación en la Lvbp debido a que esperaban información de Washington sobre las sanciones económicas que disuaden a todo tipo de organizaciones a realizar negocios con las entidades venezolanas.

La Lvbp pensó que había una solución en puertas cuando la Ofac emitió una licencia el 5 de noviembre que permite a algunas compañías estadounidenses pagar impuestos en Venezuela.

“Hicimos llegar un comunicado al comisionado de Grandes Ligas, donde hablamos de la licencia e hicimos ver que era la oportunidad perfecta para que ellos levantasen la suspensión”, dijo el presidente de la Lvbp, Giuseppe Palmisano. “Ellos respondieron que sus abogados junto con la Ofac revisamos esa licencia”.

Fuentes relacionadas con la Ofac informaron que la licencia en cuestión no tendría incidencia sobre las peticiones de la Lvbp.

 

 

Con informaciòn de Ultimas Noticias