(Caracas 4 de diciembre de 2020)-. La Roma y los Young Boys se midieron en un dinámico y agresivo encuentro que prácticamente eliminó los rastros del superficial despliegue de talento mostrado en el anterior evento de octubre. Al poner de un lado lo sucedido en el terreno sintético del Wankdorf Stadium y enfocarse, esta vez, en nuevas propuestas futbolísticas a desarrollar en el fresco césped del Olímpico, el partido del jueves 3 se mostró más abierto, entretenido e intenso, a pesar de la cómoda situación de los ya clasificados italianos.

No hubo dudas ni vestigios de vacilación, los rojiamarillos, con su cuarteto español liderando el ataque, dejaron sus intenciones claras desde el principio, no se entregarían a los brazos del azar. Carles Pérez, Borja Mayoral, Pedro y Gonzalo Villar se expresaron con una rapidez, sincronía y una intuición y precisión que condenó a los suizos a la desesperación.

Contrariamente, justo cuando los Boys parecían demorar lo inevitable, Nsame consiguió un espacio libre a espaldas de Cristante para luego vencer a Pau López con una definición al primer poste.

Sin embargo, antes de terminar el primer tiempo, Pérez tras un control sublime y una increíble evasión de tres rivales, lograba coincidir con pedro cuyo rebote terminó en la capaz intervención de Mayoral para consolidar el empate.

La diferencia se originó en el minuto 60, cuando Ricardo Calafiori con una técnica inigualable disparaba de zurda después de la acción a balón parado que logró capitalizar el español de 22 años, Villar.

El partido terminó en el 82’ cuando Dzeko, después de sustituir a Mayoral veinte minutos antes, conseguiría empalmar una estruendosa volea tras un errado despegue de los Young Boys, sellando la derrota y asegurando el primer puesto del Grupo A. Los comandados por Gerardo Seoane deberán de ganar el próximo partido de UEFA si desean clasificar a la ronda de eliminatorias.