La Fórmula 1 ha anunciado una revisión en el calendario para el próximo Mundial con varias novedades, entra las que destaca el retraso de una semana del campeonato, que comenzará el 28 de marzo con la disputa del Gran Premio de Barhéin. Como en 2006 y 2010, el Mundial arrancará en el circuito de Sakhir, en el desierto, donde Fernando Alonso sonsiguió dos triunfos. Con Renault (2006) y con Ferrari en su estreno con la casa roja (2010). El Mundial mantiene su cifra récord de 23 carreras, pero ha realizado pequeños ajustes debido a las restricciones de viajes que acogen el campeonato debido a la pandemia.

De esta forma, el Gran Premio de Australia, que tradicionalmente abría el Mundial, se retrasa hasta noviembre y será la antepenúltima cita del curso. Las restricciones de viaje han provocado la cancelación provisional del Gran Premio de China y el 18 de abril tomará su lugar el GP Italia, en Ímola, abriendo el ciclo europeo de carreras.

El nuevo presidente de la F1 y antiguo jefe de Ferrari, Stefano Domenicali, lamentó que «la pandemia mundial aún no ha permitido que la vida vuelva a la normalidad. Pero demostramos en 2020 que podemos correr de forma segura como el primer deporte internacional en regresar y tenemos la experiencia y los planes para cumplir con nuestra temporada».

Con información de ABC.es