Exagerado, tal vez, pero cuando ves la clasificación y notas que La Guaira solo tiene dos victorias y ambas han sido jugando en el vistoso recinto ubicado en Macuto, se podría decir que el estadio recién estrenado tiene un aura especial para el Tiburones.

El miércoles fue una fiesta, sobre todo porque por primera vez los escualos podían jugar ante su fanaticada bajo el sol del litoral, luego de que se permitiera el 30% de aforo siempre y cuando se cumplieran las medidas de bioseguridad en relación al Covid-19.

Tiburones cortó una racha de siete choques cayendo. Su única victoria había sido en la tercera jornada, casual o casualmente en el estreno en un compromiso oficial del Forum La Guaira, en aquella ocasión sin público ante Tigres.

La vista al mar, su gente, el imponente sol, la samba y la animación de Atilano Hidalgo Peña fue la mezcla de ingredientes perfecta para que los jugadores hayan dado el primer paso para salir del fondo de la clasificación de la División Central al dejar en el terreno a los Leones del Caracas.

A eso se le sumó el debut de uno de la casa, José “Cafecito” Martínez y la actuación de Daniel Mayora que incluyó cuadrangular y cinco empujadas.

Las reacciones por parte de los aficionados en las redes sociales no se hicieron esperar, argumentando que el estadio construido en la Cinta Costera de La Guaira debe ser la casa oficial de la novena varguense.

Teodoro Martínez, patrullero del equipo, escribió en su cuenta de Twitter: “Macuto tiene que ser el estadio oficial”, a lo que su paisano Daniel Mayora le respondió con dos emojis de afirmación.

Que sea su casa va más allá de un simple deseo, por más que sea algo que los guairistas esperan desde hace décadas. La directiva ha afirmado muchas veces que su casa seguirá siendo el estadio Universitario. Por otra parte, está la gobernación del estado, ente que se encarga de la administración del complejo.

Con información de Líder