Otra temporada y Ousmane Dembélé sigue sin afianzarse en el once del Barcelona. Ni la lesión de Ansu Fati logra que el atacante francés gane protagonismo en el equipo catalán. Su participación sigue siendo irregular e intermitente y está viendo cómo jugadores que, a priori, estaban destinados a estar a su sombra, le están adelantado en la libreta de anotaciones de Ronald Koeman. Es el caso de Martin Braithwwaite e incluso de Trincao.

El técnico holandés confió en el ex atacante del Borussia Dortmund en el choque contra el Atlético de Madrid, el primero tras la lesión de Ansu FatiDembélé fue titular y disputó los 90 minutos. Pero su actuación no acabó de convencer al preparador y no tuvo ni un minuto en el partido de Champions League contra el Dynamo de Kiev en Ucrania y apenas tuvo media hora contra Osasuna.

Koeman le gusta su desequilibrio, su velocidad, su descaro y su mirada constante a la meta rival, pero también lamenta sus intermitencias y que su rendimiento resulte imprevisible. En ese sentido, ha encontrado mayor regularidad en el trabajo de Martin Braithwaite y, en menor medida también, en el del joven Trincao.

El danés está poco a poco convenciendo a Koeman. Desde la lesión de Fati, ha participado en los tres partidos que ha jugado el Barça y en dos ha sido titular, contra el Dynamo y contra Osasuna. En estos cruces, además, ha firmado tres tantos y ha dado una asistencia. “Está trabajando duro para tener oportunidades”, comentó el preparador sobre Braithwaite tras el partido contra los rojillos.

Trincao, por su parte también ha participado en los tres últimos encuentros, aunque en la suma de minutos coincide con Dembélé. El luso, con el que rivaliza en posición, no obstante, atesora más partidos totales en este arranque.

Rotaciones

Koeman seguirá en la Champions con los descansos, una vez que ha asegurado el pase a octavos. Dembélé podría tener una nueva oportunidad contra el Ferencváros para reivindicarse. El francés sabe, además, que el Barça estudiará en el próximo mercado una oferta por él si llega porque, además de su irregular rendimiento, concluye contrato en junio de 2022 y la renovación no se plantea fácil.

Con información de Marca, M.Carmen Torres