El Leicester City se hundió en Ucrania ante el Zorya Luhansk y aplazó para la última jornada la lucha con el Braga por el primer puesto. Una diana de Sayyad, a los tres minutos de entrar al campo, sentenció a los ‘foxes’, que pecaron de una falta de profundidad alarmante durante todo el choque.

Poco o nada en ataque

Desde el principio, el cuadro inglés reservó fuerzas para volver a asaltar el liderato de la Premier League este fin de semana. Poco en ataque del cuadro que entrena Brendan Rodgers, que sólo pudo marcar con un tiro del turco Cengiz Under que se marchó demasiado cruzado.

Los cambios en el segundo tiempo, incluida la lesión de Söyüncü, no dieron nuevos bríos a los de Leicester, que dejaron el tiempo pasar hasta que Sayyad, a placer en el segundo palo, batió a Ward para dar la segunda victoria consecutiva en Europa League a un Zorya ya eliminado.

Con información de Sport.es