El partido tuvo un transitar tranquilo para los intereses capitalinos, tras un primer tiempo con pocas ocasiones de gol para ambos equipos, la segunda mitad inició con mucho ímpetu, pero con poco fútbol del lado brasileño, un penal cometido por el central, Romel Villanueva, a los 59 minutos, le daba una oportunidad de oro al Vasco, que posteriormente, el portero, Beycker Velásquez, taparía de gran manera y mantendría el cero en la pizarra.

Vasco que encadenaba una racha de cinco derrotas consecutivas, se iba a menos en el encuentro, y un Caracas, con muchas bajas claves, y con varios canteranos en cancha, pero muy bien posicionados tácticamente, de a poco inclinaba el campo de juego a la causa “Roja”.

Llegaban los últimos 10 minutos del duelo y seguía la paridad en el marcador con un muy flojo y poco creativo, Vasco, Ygor Catatui, quién había ingresado a los 74 minutos, veía la doble amarilla a los 83, por una clara plancha a Ricardo Andreutti.

A pesar de quedar con 10 jugadores en cancha, paradójicamente, Vasco, tuvo mejor fluidez en su juego y con un desborde por banda derecha y seguidamente un centro rastrero al punto penal, Tiago Reis, empujaba el balón al fondo de la red, tras una perdida de balón del Caracas en salida que ocasionaba el 1 a 0 en el juego a los 87 minutos, cuando todo parecía encaminarse a un 0 a 0, por la poca generación de fútbol de ambos equipos.

Finalizaba el partido con la victoria brasileña y con un Caracas con un sabor amargo en el paladar, por el transcurso del juego que pretendía, llevarse un empate a Venezuela. El partido de vuelta se disputará el próximo miércoles 4 de noviembre en el Estadio Olímpico de la UCV.