(Caracas 10 de diciembre de 2020)-. Motorizado por una alineación atípica, esencialmente conformada de suplentes, el AC Milán aseguró el primer puesto en el Grupo H de la Europa League después de la genialidad del delantero noruego, Jens Petter Hauge, para capitalizar la victoria ante el Sparta Praga.

Los italianos sumaron 13 puntos al final de las seis jornadas, dos más que el Lille, que perdieron 3 a 2 contra el Celtic; aun así, lograron apropiarse del segundo lugar y compartir, junto a los de Pioli, el derecho a competir entre los últimos treinta y dos.

Sparta culminó su participación en el tercer puesto con seis puntos y el Celtic quedó desterrado al cuarto lugar a pesar de haber ganado su primer partido.

Hauge depositó la caprichosa en fondo de las redes después de una atrevida sagacidad para penetrar la defensa checa en el 23’, dejando atrás a dos defensas antes de colocar, con derecha, el instrumento en la profundidad del segundo poste.

El guardameta del Sparta, Milan Heca, negó a Diogo Dalot y Samu Castillejo sus posibles aportes al marcador antes de que el partido se desvaneciera para los anfitriones en el segundo tiempo.

Los Checos perdieron a su defensa central, Dominik Plechaty, en el 77’ tras el agresivo tacleo contra Rafael Leao, que sólo tenía diez minutos en cancha.

El próximo partido del Milán será el domingo 13 contra el Parma en el San Siro. Encuentro que presenta la posibilidad de afianzar una ventaja de ocho puntos en relación con los rivales del Inter, quienes se muestran hambrientos en el segundo lugar de la Serie A.