El centrocampista brasileño del Real Madrid Casemiro aseguró este martes que el encuentro contra el Borussia Monchengladbach “es una final”, en la que el equipo merengue se juega el pase a octavos de final de la Liga de Campeones.

“Todo el vestuario sabemos que mañana es una final, tenemos que encarar el partido como si fuera una final y la final no se juega, se gana”, dijo Casemiro en la rueda de prensa previa al encuentro.

“Vamos con el corazón, con el alma, mañana tenemos que darlo todo dentro del campo”, dijo Casemiro, cuyo equipo necesita la victoria para pasar a octavos de la Champions.

“Sabemos la importancia del partido de mañana, es el partido más importante del año, sabemos que es un partido que tenemos que dar todo y no pensamos otra cosa que la victoria, también hay un rival que hay que respetar, pero depende de nosotros”, insistió el centrocampista brasileño.

Ante el cuestionamiento que sufre el técnico merengue Zinedine Zidane, Casemiro salió en defensa de su entrenador.

“Estamos al 100% con el míster, valoramos mucho su trabajo, lo que está haciendo y lo que ha hecho con nosotros”, dijo Casemiro, recordando los éxitos logrados con el técnico francés.

Con información de AFP