Carabobo Fútbol Club se trasladó a Puerto Cabello, donde se enfrentó a Yaracuyanos FC y sacó un empate de 1-1, luchando durante los noventa minutos de la Jornada 15 del Torneo de Normalización 2020.

Con seis juveniles desde el arranque, los granates saltaron al terreno de juego de La Bombonerita, con la intención de terminar la competición mostrando una mejor imagen de cara a la próxima temporada. En la primera parte del compromiso, los colosos insistían en hacerse fuertes manteniendo el control de la redonda mientras buscaban generar daño con un juego dinámico por las bandas, pero se toparon con una zaga industrial con un orden notorio que rechazaba los ataques rivales.

En el complemento las ganas de quedarse con el triunfo por parte del granate se presenciaron, cuando a segundos de haber iniciado la presión tuvo efecto positivo para conseguir un penal favorable. Seguidamente, Edson Tortolero mandó un riflazo, desde los doce pasos, directo al ángulo que significó el 0-1 en la pizarra y el segundo en su cuota goleadora en lo que va de certamen.

Pasados seis fracciones del partido, un error puntual en la salida fue concretado por Yaracuyanos y Freddy Góndola marcó el tanto de la igualdad (1-1). Seguidamente, a pesar de recibir un duro golpe seguían firmes y al 67’, Tortolero de larga distancia hizo alarmar a los presentes en La Bombonerita, después de sacar un verdadero bombazo que se marchó rozando el vertical coloso.

En los minutos finales la tensión aumentaba y los industriales no descuidaban en defensa frente a una fuerte delantera, sin embargo, el desgaste hizo que granates tuvieran que salir y ceder el puesto a una renovada pieza para que hicieran su debut dos canteranos del club, como Luis Pallares y Juan Olmos.

Con información de Carabobo FC