Los Medias Rojas decidieron declinar la opción para 2021 que incluía el contrato de Martín Pérez, por lo que el zurdo tendrá que explorar el mercado de agentes libres por tercer año seguido, luego de su salida de los Rangers de Texas al final de la temporada de 2018.

Si la gerencia de Boston ejercía la posibilidad de mantenerlo en el equipo, Pérez hubiese recibido 6,85 millones de dólares, en cambio la cláusula de rescisión era de apenas $500.000.

Pérez, de 29 años de edad, terminó con 4.50 de efectividad, la menor desde 2016, cuando exhibió un promedio de 4.39, y un WHIP de 1.339, el más bajo desde su primera campaña completa en las Grandes Ligas, en 2013. Lideró a lo Medias rojas en aperturas (12) y en innings (62), durante la zafra recortada por la pandemia de la Covid-19, pero sus promedios de ponches (6,7) y boletos (4.1) fueron deficientes.

Ante las ausencias de Chris Sale y Eduardo Rodríguez, Pérez se erigió en el abridor más consistente de los Medias Rojas, e incluso llegó a su última salida con un promedio de 3.88 carreras, sólo que, tras encajar seis anotaciones limpias en cuatro entradas, contra los Orioles de Baltimore Orioles en Fenway Park, su efectividad saltó a 4.50.

Luego de firmar un contrato multianual con Texas durante el receso de temporada de 2013 por cuatro años y $12,5 millones, que terminó una zafra antes de lo previsto, Pérez sólo consiguió pactos garantizados por una campaña con los Mellizos de Minnesota y luego con Boston.

Con información de LVBP, Alexander Mendoza