(Caracas 9 de diciembre de 2020)-. Atalanta superó al Ajax por un gol en el Johan Cruyff Arena reclamando de esta forma el segundo lugar del Grupo D y el derecho al avance a los dieciseisavos de la Champions League. Todo gracias a la demorada manifestación heroica de Luis Muriel.

Los italianos entraron en la cancha con el conocimiento de que cualquier cosa diferente a una derrota les otorgaría el anhelado pase a las eliminatorias, mientras los holandeses se encontraban en la necesidad de los tres puntos para evitar culminar de terceros, resultado que los relegaría a la Europa League.

Ninguno lado fue capaz de abrir el marcador en la primera mitad. El atacante del Ajax, Brian Bobbey, se acercó antes de cumplirse los 45’ pero no logró dirigir el cabezazo más allá del guardameta Pierluigi Gollini.

Klaas-Jan Huntelaar recibió una aparente falta por parte del defensa Cristian Romero, candidata a la penalización desde los doce pasos; sin embargo, tanto el árbitro como el VAR decidieron descartarla como tal en el 68’.

La hazaña de los líderes de la Eredivise League se complicó cuando Ryan Gravenberch  recibió la segunda amarilla en el 78’ después de una supuesta agresión contra el 10 de los italianos, Alejandro Gómez.

El atacante colombiano lograba poner fin al empate, minutos después, al vencer a Onana con un regate hacia la izquierda para resolver la creciente tensión y tildar como dramático el final del encuentro.

El Atalanta culminó la fase de grupos con 11 puntos, cuatro más que los holandeses. El Liverpool se posicionó en el primer lugar mientras el cuadro danés, Midtjylland, se acomodaban en el cuarto lugar.

Esta es la segunda vez que los de Gasperini se clasifican a los dieciseisavos. La primera vez fue la edición anterior donde cayeron ante el PSG 2 tantos a 1.