(Caracas 3 de diciembre de 2020)-. Este jueves la hinchada regresó al Estadio Emirates para presenciar la arrolladora victoria del Arsenal ante Rapid Vienna en su quinto partido del Grupo B de UEFA Champions League.

Los Gunners, que habían clasificado para la próxima ronda en la jornada anterior, le dieron la bienvenida a un estimado de 2.000 seguidores antes de los gritos sagrados que generaron el experimentado Alexandre Lacazette, el defensivo Pablo Mari y las jóvenes promesas Edward Nketiah y Emile Smith Rowe para el cómodo triunfo inglés. Koya Kitagawa marcó el único tanto para los visitantes austriacos.

El atacante francés inauguró el marcador en tan sólo 10 minutos, al desatar un furioso e inalcanzable disparo de 30 metros que tomó por sorpresa al guardameta del Vienna, Richard Strebinger.

Pasados 8 minutos apareció el ex del Flamengo para marcar de cabeza su primer tanto desde su llegada de Suramérica. El tercero llegó justo antes de terminar la primera parte, cuando Nketiah, al recuperar el rebote de su intento inicial, depositó con facilidad el redondo instrumento en la profundidad de las redes rivales.

Para los Rapid, el descuento se dio en el minuto 47, cuando Kitagawa sumaba desde una considerable distancia tras empalmar un rebote de tres previos intentos rechazados por las oportunas intervenciones de Rúnarsson y Kolasinac.

El margen de tres goles fue restaurado en el 66’ cuando, Smith Rowe, con una simple definición, destruía irremediablemente las esperanzas de los austriacos gracias al preciso pase de Maitland-Niles. El canterano británico llevaba pocos minutos en cancha después de sustituir a Lacazette y levantar de sus asientos, una vez más, al escaso público del Emirates.

El próximo encuentro de los de Arteta en UEFA será contra los irlandeses de Dundalk el 10 de diciembre; sin embargo, más inmediato será el enfrentamiento ante los de Mou por la Premier League el domingo 6.