Este miércoles, en la ciudad de Buenos Aires, por causa de un paro cardiorrespiratorio, murió a sus 60 años, Diego Armando Maradona, astro del fútbol mundial y considerado mejor jugador de todos los tiempo.


Sus inicios

Nació el 30 de octubre de 1960, en un humilde barrio de la ciudad bonaerense llamado, Villa Florito. Se formó como jugador en las inferiores del club, Argentinos Juniors, donde debutó a nivel profesional en 1976 y disputó cinco temporadas, hasta que en 1981 fue transferido al equipo de sus amores, Club Atlético Boca Juniors.

Estrellato

Tras una temporada brillante en Boca, fue vendido en el verano del 82 al FC Barcelona, equipo que le permitió mostrarse mundialmente, pero en el que solo pudo conquistar, una Liga de España, una Copa del Rey y una Supercopa de España. Meses antes del inicio del mundial de México 86, fue traspasado al Napoli, club modesto de la liga italiana.

La mano de D10s

En la magna cita del fútbol mundial, anotaría a lo que es hasta hoy el mejor gol de todos, tras eludir a 8 rivales desde la mitad de la cancha y luego al portero, Diego anotaría el 1-0 parcial contra Inglaterra en los cuartos de final. Pero no todo quedaría así, minutos después, tras un centro bombeado al punto penal y una salida del canservero, Maradona saltaría a cabecear y con una gran habilidad y picardía tocaría el esférico con su mano izquierda y decretaría el 2-0 final, gol que se conocería hasta nuestros días, como ” La Mano de Dios”.

Días más adelante, Diego y la Selección Argentina se coronarían campeones del mundo frente a Alemania.

Nápoles a sus pies

A su llegada a la ciudad, Diego revolucionaría a los napolitanos, obteniendo su primer “Scudetto” de la historia, una Coppa de Italia, una Supercopa y otra liga en la temporada 89-90, junto a una Copa de la UEFA, para despedirse de Nápoles, quien quedaría a lo largo de los años siendo considerado un ídolo.

Comienzo del final

En 1992, volvería a España y ficharía por el Sevilla, club donde no mostró su mejor nivel de años anteriores y solo disputaría una temporada. En 1993 regresaría a su natal Argentina y jugaría en Newells Old Boys de la ciudad de Rosario, dos años hasta recalar en 1995 en su amado Boca y donde se retiraría del fútbol profesional en el año 97.

Carrera como técnico

Como director técnico, tendría una carrera bastante discreta, entrenando al Deportivo Mandiyú de Argentina, Racing Club de Avellaneda y tendría pasos por el fútbol árabe y mexicano.

Sería el técnico de Argentina entre 2008 y 2010, donde disputaría el mundial de Sudáfrica 2010 y quedaría eliminado en cuartos de final contra Alemania con Marcador de 4-0.

Su última experiencia como estratega sería entre 2019 y 2020, donde sería el estratega de Gimnasia y Esgrima de la Plata, club donde llegaría para salvarlos y dirigiera al venezolano Jesús Vargas.

Homenajes