El mariscal de campo, Aaron Rodgers, de los Packers de Green Bay, declaró que ve un doble rasero en los protocolos de seguridad de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), que intenta completar una temporada en medio de la pandemia de coronavirus.

“Puedes dar una muestra de compañerismo a un chico después de un partido, pero no puedes comer en la misma mesa que un jugador de tu equipo“, comentó Rodgers en “The Pat McAfee Show” de SiriusXM.

Agregó que “(los jugadores) pueden ir a entrenar y golpearse entre sí y estar en contacto cercano, pero debe haber plexiglás entre usted y el chico de al lado en el vestuario. Algunas de esas cosas, para mí, realmente no suman”.

Rodgers agregó, “en parte es por cómo lo veas, en parte se basa en la ciencia, pero definitivamente ha cambiado la temporada y todo es muy diferente dentro de la competición”.

El dos veces ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP) también señaló que los protocolos podrían haber afectado la unidad del equipo porque han impedido reuniones como cenas semanales o fiestas de Halloween, entre otras actividades que se realizaban para fomentar el compañerismo.

“Mucha gente no da crédito o no se preocupa por la “química”, pero creo que es realmente importante”, destacó Rodgers. “Realmente ayuda a ser mejor equipo”.

Durante su sesión este miércoles con los periodistas a través de Zoom, se le preguntó a Rodgers qué es lo más destacado sobre el manejo de los protocolos del coronavirus ahora que la temporada llegó a la mitad.

Rodgers señaló que los Packers han jugado todos sus partidos en casa sin aficionados hasta ahora y luego señaló otros movimientos que la liga ha hecho para ayudar a que la temporada continúe y puedo completar su calendario.

“Se habló de los protocolos y de la cantidad de pruebas que íbamos a hacer”, recordó Rodgers. “La realidad, a veces, es muy distinta”.

Agregó que “la (asociación de jugadores) y los propietarios acordaron que mantenerlo todos los días era importante para asegurarnos de que tuviéramos las actualizaciones correctas sobre la salud de nuestros jugadores”.

“Creo que ha sido bueno, ha sido un cambio, pero creo que lo hemos hecho lo mejor que hemos podido en Green Bay. Hemos tenido un par de tipos con resultados positivos, no hemos tenido las cosas generalizadas sobre las que tantas personas pronosticaron, que no íbamos a llegar a este punto. Creo que quizás algunas personas incluso esperaban que no llegáramos a este punto”, argumentó el pasador estelar.

“La NFL ha hecho un buen trabajo al establecer buenas pautas sobre cómo podemos intentar llegar al final de la temporada. Tuvimos algunos partidos movidos y cancelados, pero que tengamos ocho encuentros disputados, es una victoria. Ahora tenemos que llegar al final de la temporada”, indicó. “Será el gran éxito para toda la familia de la liga”.

Los Packers (6-2) tenían tres jugadores en la lista de reserva de COVID-19 cuando vencieron a los 49ers de San Francisco 34-17 la semana pasada.

La lista es para jugadores que han dado positivo o han tenido contacto cercano con alguien infectado.

El corredor AJ Dillon dio positivo. El corredor Jamaal Williams y el apoyador Kamal Martin estaban en la lista de reserva por tener contacto cercano con alguien que dio positivo.

El apoyador Krys Barnes y el mariscal de campo reserva Jordan Love entraron en la lista de reserva de COVID-19 el día después del partido ante los 49ers. / EFE

Con información de Meridiano